traducir la página

sábado, 28 de enero de 2023

Un desconocido bajo la tormenta


1


Hoy qujero recuperar una vieja historia que merece mejor terminación y que algún día intentaré completar.





2



Hace una semana que comenzó a llover y desde entonces no ha parado. Regresaba del colegio con un sol maravilloso, de esos que pesan sobre los hombros, cuando, de repente, empezó a nublarse. Comenzaron a caer algunas gotas de agua y aceleré el paso. A medio camino arreció la lluvia y me puse a correr sosteniendo la cartera sobre mi cabeza como si fuera un paraguas. Con el corazón agitado llegué a casa cuándo ya diluviaba. Me sequé el pelo, me puse un pijama calentito y miré por la ventana como la lluvia caía tan espesa que parecía de noche. Entre las sombras caminaba un viejecito con sombrero que andaba lentamente apoyándose en un bastón de caña.

viernes, 19 de agosto de 2022

El Bodyhopper del Hospicio (Homenaje a Kary) (Historia en 10 captions)

 1


Entre las imágenes borrosas de mi infancia está “La Casa del Dolor” Mientras escribo estas líneas me esfuerzo en recordarla, pero el horror oscurece mi memoria.

Aunque la llamábamos “casa” se trataba de un hospicio para niños abandonados. Bueno, en realidad tampoco era un hospicio, se trataba de un negocio salvaje y deshumanizado donde algunos millonarios pagaban indecentes cantidades de dinero para conseguir todo aquello que sus bajos instintos deseaban.

domingo, 14 de agosto de 2022

Mi papá decía...

 

 Esta cap es en colaboración con mi amigo Federico

 

Mi papá decía que si quería ser libre debía comer pájaros.

Mi papá decía que si quería tener una voz afinada debía comer pájaros.

martes, 9 de agosto de 2022

El Fantasma de la Laguna

 

Cuando éramos niños teníamos una prueba de valor.

Visitar por la noche la laguna dónde se ahogó Carmen Sanz y esperar que apareciera, nos agarrara por el pelo y nos ahogara en las aguas oscuras.

Pocos soportaban el miedo más de 15 minutos, pero muchos aseguraban haberla visto aparecer desde las profundidades. Toda blanca y semitransparente como son todas las ahogadas.

sábado, 6 de agosto de 2022

La Corrupción del Cuerpo Humano es Bella (Historia en 8 Caps)

 1


La corrupción del cuerpo humano es bella.

Porque permite la transformación, el cambio de forma, y la conversión en otra cosa.

La corrupción es bella, deseable y muy beneficiosa para el causante.

Hace un mes que recibí la llamada desesperada de Carmen Sanz. Toqué tres veces en su puerta, esperé un rato, pero no me abrió. Ya me marchaba cuando la puerta se movió y escuché la voz de Carmencita pidiendo que entrara.

viernes, 29 de julio de 2022

Sintiendo la Música (Historia en 4 pics)

 1


Es maravilloso sentir como vibra el violín entre mis manos. Esa vibración era lo que había causado que cambiara de cuerpo con Carmen Sanz. Ella era una intérprete muy sensible y su cuerpo parecía el de una diosa cuando se estremecía acariciando el violín mientras tocaba música.

Ahora lo siento yo, y noto como la música fluye por mis venas. Es una maravillosa sensación comprobar cómo se coordinan mis dedos con el ritmo y como voy invocando la música que surge del violín y la escucho con mis oídos. Bueno, con los oídos de Carmen.

miércoles, 27 de julio de 2022

La Secta - La Última Cena

 1

Sin duda era un grupo de degenerados. Unos sectarios sin piedad ni conciencia que interpretaban La Biblia de una forma atroz e inmoral.

Y Yo formaba parte de ellos.

martes, 19 de julio de 2022

Una Niña Sóla en la Azotea (Historia en 4 captions)

 1

 

Todos los días subía a la azotea, me sentaba al borde y esperaba con ilusión y temor a que Carmen Sanz regresara. Miraba relajada las calles por las que se marchó y por las que algún día tendría que volver. Hacía más de año y medio que habíamos cambiado de cuerpo y los dos habíamos prometido regresar a esa azotea para retornar a nuestros verdaderos cuerpos. Pero Carmen Sanz no regresaba y yo empezaba a desear que NUNCA volviera.

martes, 3 de mayo de 2022

El Regalo (Historia en 4 Captions)

 Este es mi pequeño homenaje a carmen Sanz,

1


Sólo era un cadáver más entre los muchos que habían abandonado en los congeladores de la facultad de medicina de Granada. Los estudiantes lo habían cortado por mil partes, le habían sacado los órganos, lo habían rellenado de serrín y le habían aserrado las piernas. No tenía nombre, a nadie le interesaba cómo había llegado hasta allí y mucho menos quién había sido.